Camacho se escuda en que no hay resoluciones firmes contra la RTVA

  • El director del ente dice que no faltó a la neutralidad durante la pasada campaña electoral y el PP le acusa de actuar como un "comisario político" y un "cacique"

Ni vulneración de la neutralidad ni resolución en firme, judicial o administrativa, que así lo acredite. Esos fueron los principales argumentos que ayer esgrimió el director general de la RTVA, Rafael Camacho, para responder en comparecencia parlamentaria a las acusaciones del PP sobre la falta de pluralismo del ente público durante la pasada campaña electoral. Unos reproches que llevaron al portavoz popular en la comisión, José Luis Rodríguez, a definirle como "comisario político" del PSOE al haber renunciado al "pluralismo, la independencia y la objetividad" desde que tomara posesión de su cargo.

Pese al ataque personal y a su gestión, Camacho se esforzó por defender a capa y espada el trabajo realizado, puntuándolo incluso con "buena nota", y por aclarar que las resoluciones de las juntas electorales central y autonómica. que han derivado en expedientes, nunca han supuesto sanción alguna al haber sido recurridos por "discreparse" de su contenido o por ser "fallos técnicos" y que, por tanto, aún no están resueltos.

El primero de los expedientes se remonta a la cobertura del arranque de la campaña, en la que en el resumen por partidos emitido no apareció el candidato del PP, Javier Arenas. La RTVA se excusa en un error, al igual que cuando se coló la sintonía de este partido durante dos segundos en una pieza informativa sobre contratación de inmigrantes, y que motivó el segundo expediente. El tercero es sobre la rectificación de la diputada popular Ana Mato sobre el analfabetismo de los niños andaluces, y el último se refiere a un vídeo de un minuto y medio en el que una voz en off decía que "algunos ya se han posicionado hacia un lado", apoyado con imágenes de la Conferencia Episcopal y militares, y añadía "o hacia otro", sobre imágenes de artistas haciendo el signo del lenguaje de sordos que identifica a José Luis Rodríguez Zapatero.

"Bajo mi mandato se han celebrado nueve elecciones y el PP ha presentado hasta cien recursos contra el PP y, hasta ahora, sólo han sido aceptados tres, y dos son por fallos técnicos", apuntó Camacho, incidiendo en la línea de que "nunca hubo voluntad ni indicios de querer vulnerar la neutralidad". Y como prueba, señaló que cuando hubo "falta de diligencia" se pidió disculpas a los perjudicados, entre los que también se encontraron PSOE e IU.

Para Camacho la fijación del PP con Canal Sur responde más a una estrategia de cacería, en la que, a su juicio, "han llegado a disparar contra todo, pero sin cobrarse pieza alguna", ironizó, recordando su afán por situar en el punto de mira a los propios profesionales de la casa.

Sin embargo, a tenor de la pregunta con la que abrió y cerró sus intervenciones el portavoz popular, pareció que el objetivo fijo era el propio Camacho. "¿Qué hace usted todavía por aquí?", le increpó hasta en cuatro ocasiones Rodríguez, que llegó a despedirse deseándole que se convierta en mago para que por fin "desaparezca". Con estos mimbres, el diputado perfiló el guión de su intervención, centrándose casi en exclusiva en menoscabar la labor de Camacho, al que acusó de actuar como un "cacique" y carecer del "menor ápice de dignidad" al no haber "ahorrado a los andaluces el bochorno de un director general que ha vulnerado sistemáticamente la ley".

Rodríguez no apreció ni admitió los fallos técnicos esgrimidos y apeló al contenido de las resoluciones adoptadas por las juntas electorales -y del Consejo Audiovisual de Andalucía- que, bajo su punto de vista, demuestran que "la RTVA, con usted al frente, han hecho trampa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios