MÁLAGA

Cae una red que introducía coca disuelta en botellas de vino

  • Cuatro personas han sido detenidas y el centro de operaciones estaba en Campillos

Introducían la cocaína disuelta en un líquido que hacían pasar por vino blanco, enviaban las botellas por mensajería desde Argentina y en Campillos, a través de un proceso químico, devolvían la sustancia estupefaciente a su estado original para después tratarla para su distribución y venta por el resto de la provincia. Cuatro personas fueron detenidas a finales de abril por estos hechos y la investigación ha servido para destapar este novedoso sistema de ocultación de la droga que se distribuía por la provincia.

La operación Paddock -denominada así porque el destinatario de la droga residía junto a una pista de karting- ha determinado que los traficantes implicados utilizaban botellas de vino de selección procedente de la comarca argentina de Mendoza para introducir en cada una de ellas medio kilogramo de cocaína. La droga era disuelta en vino blanco, que adquiría una textura viscosa, pero cuyo color no variaba demasiado. Una vez la droga llegaba a Málaga, era tratada para volverla a convertir en polvo. Las fuentes consultadas no pudieron precisar si se localizó el laboratorio en el que se realizaba este proceso.

La Comisaría Provincial informó ayer de que las pesquisas de la Udyco Costa del Sol, que ha llevado la investigación y que ha contado con la colaboración de agentes de la Comisaría de Antequera, se centraron en el destinatario de la mayor parte de la droga, Cipriano E. A. un hombre residente en Campillos. La sustancia era enviada desde Argentina a través de un servicio de paquetería postal y este individuo se ocupaba de gestionar su venta.

Durante el operativo policial fueron aprehendidos dos envíos de dos botellas de vino y se incautó un total de un kilogramo de cocaína, resultando igualmente detenidas en la citada localidad las personas que colaboraban en la recepción de los paquetes procedentes del país sudamericano.

La cocaína estaba camuflada en botellas de vino perfectamente etiquetadas en cuyo interior se detecto un líquido viscoso de color transparente, que en el Laboratorio Químico de la Comisaría Provincial se descubrió que era una mezcla de cocaína y otro compuesto.

Los detenidos son Cipriano E. A., natural de Campillos, de 50 años de edad; Antonio S. M., de la misma localidad de 37 años; Harold C. B., colombiano de 23 años; y Henry Gustavo G. L., también de Colombia de 30 años de edad.

Entre los efectos intervenidos se encuentran el kilo de cocaína, una balanza de precisión, 300 gramos de sustancias de corte de la sustancia estupefacientes y distintos efectos para preparar la droga, así como un vehículo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios