Cae una red implicada en más de 300 delitos, la mayoría robos,en la Costa del Sol

  • La Guardia Civil les imputa más de un centenar de hechos delictivos, en su mayoría robos de casas y comercios · Hay al menos otras seis personas imputadas

Comentarios 2

Espectacular golpe a las bandas de ladrones de viviendas y comercios que actúan en la Costa del Sol. Investigadores de la Guardia Civil han detenido en distintos puntos de la provincia a 25 presuntos miembros de una organización delictiva a la que se acusa de haber cometido más de 300 delitos, la mayoría robos con fuerza en domicilios de la Costa del Sol y estafas con tarjetas de crédito robadas, y ha recuperado joyas por valor de 800.000 euros, 100.000 euros en efectivo y diverso material informático.

Los integrantes de esta organización son catorce argelinos, seis españoles, cuatro marroquíes y un francés, de los que 19 están detenidos y seis imputados, y la mayoría de los arrestos se han producido en la Costa del Sol, aunque también ha habido dos en Alicante.

Una casa de compra-venta de oro de Marbella ha sido precintada en esta operación, ya que la organización depositaba en ella los joyas conseguidas, según ha anunciado hoy el instituto armado, que ha precisado que el jefe de la red, un ciudadano argelino, embistió con su vehículo al coche camuflado de los agentes que iban a detenerlo.

Fuentes cercanas al caso señalaron que esta intervención es consecuencia de una línea de investigación abierta por el Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de Málaga tras constatar el asentamiento en la provincia de una red de ladrones caracterizada por una intensa actividad delictiva.

Las pesquisas de los investigadores se intensificaron en las últimas semanas y culminaron durante el día de ayer y el martes con una operación en la que fueron arrestadas más de veinte personas. Las citadas fuentes señalaron que, como ocurrió en una intervención anterior de esta misma unidad, la inmensa mayoría de los arrestados es de origen magrebí -muchos son de nacionalidad argelina-, aunque también hay españoles.

Agentes especiales irrumpieron en domicilios de distintos municipios de la Costa del Sol, como Marbella y Torremolinos, y redujeron a los presuntos delincuentes. Los investigadores encontraron en la docena de registros que realizaron tarjetas de crédito y joyas procedentes de sus robos, además de importantes sumas de dinero.

La Guardia Civil imputa a los detenidos más de un centenar de hechos delictivos cometidos en la franja Mediterránea, ya que, aunque la mayoría de la organización estaba asentada en la Costa del Sol, se desplazaban a otros puntos para cometer sus delitos.

Las fuentes consultadas explicaron que el grueso de los actos delictivos cometidos por los delincuentes eran robos a viviendas y comercios, aunque también se dedicaban a la falsificación de tarjetas que previamente sustraían en sus asaltos. Éstas eran utilizadas posteriormente para realizar compras de objetos de gran valor. No ha trascendido si entre los imputados se encuentra algún comerciante que, aún conociendo la procedencia ilícita de las tarjetas, permitía las compras a cambio de una contraprestación. Hay que recordar que en operaciones anteriores han sido implicadas personas que actuaban así.

En esta operación han sido también imputadas al menos otras seis personas, a las que en su mayoría se acusa de receptación. Los detenidos se encontraban ayer en los calabozos a la espera de ser puestos a disposición judicial.

La Guardia Civil informará hoy en rueda de prensa de esta operación que ha permitido la desarticulación de dicha banda organizada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios