Homenaje al padre de la patria andaluza Conmemoración del 72 aniversario de la muerte del ideólogo del andalucismo

Blas Infante desentona en agosto

  • El Parlamento acoge un acto solemne presenciado por los diputados y con nula repercusión social · La nota emotiva la protagonizan los familiares · La oposición carga contra la ausencia de Chaves

Comentarios 18

La música sin sentimientos es sólo ruido, pensaba Ryszard Kapuscinski. El homenaje a Blas Infante celebrado ayer en el Parlamento andaluz se había diseñado con la partitura clásica de un acto protocolario. La solemnidad la puso con su discurso la presidenta de la Cámara andaluza, Fuensanta Coves, "con la gravedad que merece la desalmada acción que acabó con su vida", un fusilamiento en la carretera de Carmona en los primeros días de la Guerra Civil.

Un retrato de Infante recordaba a Coves que "cuando ha existido una convicción, unos ideales profundos, el recuerdo no es una foto sepia, sino un latido que impulsa nuestros pasos". Coves animó a los presentes a asumir el reto de desarrollar el Estatuto. El público era el adecuado: los diputados que deben aplicarlo.

Los ocupantes de los sillones del hemiciclo eran prácticamente los asistentes a un acto que desde el año pasado se amuralló en la casa que Infante no conoció, pero donde se decide la legislación que afecta a los andaluces.

La nota emotiva a un acto desangelado la protagonizó María de los Ángeles, hija de Infante y presidenta de la Fundación que honra la memoria de su padre, emocionada al recordar la intervención de sus nietos, Rosa y Javier Delmás, que leyeron pasajes de la obra de Infante. "El ideario permanece fresco y actual, no olvidéis estas palabras". Los aplausos la ayudaron a que continuase. "La vida no es más que el ideal realizado y el pensamiento de ese ideal realizándose", atinó a decir.

El cuarteto de cuerda de la Diputación de Cádiz interpretó el Himno de Andalucía. Un parlamentario con corbata verde y blanca entonó un "andaluces…" que nadie continuó, pese a que los diputados conocen el libreto. Desolado, el espontáneo lamentó, "es un himno desalmado", si nadie lo canta.

Él, el único que llevó a sus hijos, esperaba algo más. Su pequeño se divirtió con la prensa y su bebé se tranquilizó con la música, hasta que casi lo despertó su padre. Una fila adelante, Juan Manuel Sánchez Gordillo, jornalero de los que ensalzó Infante, tampoco se animó pero mantuvo el puño en alto. Una hora antes, los representantes de IU celebraron su particular homenaje en el lugar del asesinato. Fuera del Parlamento cantaban veinte de Nación Andaluza Aquí sí están, los hijos de don Blas hasta que la Policía les aconsejó que bajaran la voz. Dentro se homenajeaba el idealismo, la utopía posible.

Como en la boda que se celebraba enfrente, en la Basílica de la Macarena, acudir a la cita conllevaba una proximidad con el homenajeado. El acto en memoria de Blas Infante venía precedido de ruido, motivado por la ausencia del presidente de la Junta.

La mayoría socialista no estaba dispuesta a estridencias ante la ausencia del director de orquesta, de viaje en Croacia, pese a que los tenores de la oposición criticaron el desafino.

El presidente del PP-A, Javier Arenas, calificó de "desprecio al Estatuto andaluz" la ausencia de Chaves, que "se considera "más importante" que el padre de la Patria Andaluza. Los populares celebraron una reunión previa al homenaje y acudieron en pleno a la cita. PP e IU lamentaron que no se tuviera en cuenta su propuesta de celebrar un pleno institucional, un "acto de mayor dignidad" para Diego Valderas, coordinador general de IU, que aprovechó pare reclamar la deuda histórica. La secretaria general del PA, Pilar González, se sumó a la petición de pleno y destacó que al acto le faltó "alma", la presencia de ciudadanos y cantantes para el himno.

Las críticas a la ausencia de Chaves las enfrió Manuel Gracia, portavoz del PSOE, al calificarlas de "fuego de artificio". Gracia criticó a quienes piensen que la política es un "espectáculo"

La de Chaves no fue la única ausencia destacable. En el ofrecimiento floral, el funcionario no encontró portador para el ramo del Ayuntamiento de Sevilla. No estaban presentes ni el alcalde ni ninguno de sus concejales. Fuentes municipales anotaron que sí acuden al acto del 5 de julio, por el nacimiento de Infante. Momentos de duda hasta que empujaron al portavoz municipal del PP, Juan Ignacio Zoido, a salir a escena.

La anécdota rompió el protocolo y alguien vociferó un "rompan filas" poco adecuado. La memoria de Blas Infante quedó honrada. Fue un pianista australiano, David Helfgott (sobre el que se inspiró la película Shine), quien tomó al pie de la letra el consejo de su maestro: "Memoriza la obra, apréndela y luego olvídala, para que después puedas interpretarla libremente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios