El Bicentenario se acerca

  • Cerca de 4.000 vecinos de San Fernando desafían a la lluvia y arropan la fiesta de bienvenida del Diez, iniciativa que preludia el gran acontecimiento de 2012

Comentarios 1

Con las uvas en una mano y el paraguas en la otra. Así acudieron los isleños a dar la bienvenida al 2010. Lo hicieron cerca de 4.000, según los datos que baraja el Ayuntamiento de San Fernando. 4.000 fueron desde luego las bolsas de cotillón que se repartieron entre los asistentes desde el cercano Centro de Congresos.

Fue una asistencia meritoria, porque la noche no pudo ser más desapacible. Apenas unos minutos antes de que comenzara la fiesta en el centro de La Isla arreció un fuerte chaparrón que hizo peligrar el éxito de una iniciativa -la primera del Diez- que dependía en exclusiva del respaldo mayoritario del público.

Poco antes de las once y media de la noche, la plaza de la Iglesia distaba lejos de estar llena. Pero los isleños acudieron a la cita con el 2010, aunque lo hicieron a última hora. Conforme las manecillas del reloj buscaban las doce y las cámaras de Canal Sur Televisión realizaban sus primeras conexiones, el público -festivo y vibrante- iba llenando la plaza hasta ocuparla casi por entero al filo de la medianoche.

Las doce campanadas -que escucharon los telespectadores pero no la gente que se congregó en la plaza- fueron rápidas y pillaron casi de imprevisto. Y nada más comenzar los fuegos artificiales con la emblemática Iglesia Mayor Parroquial de telón de fondo tuvieron que abrirse los paraguas. Pero la lluvia, en esta ocasión, no llegó a impedir la exhibición piroctécnica que durante casi un cuarto de hora llenó de luz y color el cielo nublado. El estruendo de los cohetes marcó el comienzo de la conmemoración del Bicentenario de Las Cortes en La Isla. Abajo, la gente cantaba, saltaba, vitoreaba y aplaudía.

A pesar del mal tiempo, la suerte acompañó porque la lluvia no impidió ni la retransmisión de las campanadas por parte de la televisión pública andaluza ni la exhibición de fuegos artificiales ni una mayoritaria asistencia de público que arropara el primer gran evento festivo del 2010.

Eso sí, nada más acabar el espectáculo, la lluvia arreció con fuerza. Tanto, que buena parte del público buscó refugio en el vestíbulo del hotel AC Salymar, desde el que se retransmitieron las campanadas. Otros lo hicieron en los portales o bajo los toldos cercanos y buena parte se dispersó. Antes de las doce y media la fiesta había terminado.

También se respiró en esta primera noche de 2010 el ambiente de Las Cortes de 1810. El grupo de actores de la compañía De ida y vuelta, ataviados con trajes de la época, animaron al público durante la espera de las doce campanadas. Hasta hubo tanguillos.

No faltó la música para calentar el ambiente ni el juego de luces que se proyectó sin interrupción sobre la fachada de la Iglesia Mayor Parroquial y el edificio de Telefónica que se sitúa a su lado. Bicentenario somos todos fue uno de los mensajes que se pudo leer en la velada.

En una gran pantalla instaladas en la plaza -justo al lado de la Iglesia Mayor- los 4.000 isleños que se dieron cita en el centro de San Fernando pudieron seguir la retransmisión en directo por parte de Canal Sur, que estuvo a cargo de los presentadores Ana Cristina Ramírez y Enrique Romero.

Pero también asistieron a la proyección de un rodillo de imágenes de La Isla ligadas al 2010 y del vídeo promocional del Bicentenario que protagoniza el isleño Manolo Casal, que ayer, precisamente, se encontraba entre los presentes.

El 2010 ha llegado. La espera ha terminado y La Isla comenzó en la noche de Año Nuevo la mayor celebración de su historia, una conmemoración que se prolongará durante doce meses y que contará con numerosos actos institucionales, culturales, deportivos y festivos y pretende marcar un nuevo tiempo para San Fernando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios