Agua "no apta"

El Ayuntamiento de Nerva garantiza el suministro de agua a través de Giahsa

  • La Junta ha declarado como "no apta" para el consumo el agua del municipio como medida preventiva tras detectar en la red de abastecimiento la presencia de un herbicida

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Nerva suministrará agua a la población a través de la empresa de Gestión Integral del Agua Costa de Huelva (Giahsa) tras conocer que la Delegación de Salud de la Junta en Huelva declaró hoy "no apta" para el consumo el agua del municipio, todo ello después de que las muestras tomadas por técnicos del Distrito Sierra de Huelva-Andévalo Central determinaran la presencia superior a los límites legales permitidos de un herbicida en su red de abastecimiento, en concreto, de un producto, denominado simazina que tiene un uso agrícola.

Así lo dio a conocer el alcalde de esta localidad onubense, Domingo Domínguez (Giner), quien, tras mantener una reunión con los responsables de la empresa encargada de suministrar el agua a Nerva, quiso mandar un mensaje de tranquilidad a la población garantizando el suministro a través de Giahsa, situación que se mantendrá hasta que se de la oportuna solución a la situación. 

Del mismo modo, Domingo Domínguez informó de que el Ayuntamiento de Nerva abrirá un expediente informativo a la empresa que gestiona la red de abastecimiento de agua del municipio con el objetivo de que "aporte toda la información y los datos que expliquen qué ha pasado con el suministro". 

En un comunicado, la Delegación de Salud informó de que se ha instado a la entidad gestora del suministro a la puesta en marcha de medidas correctoras para que los niveles de potabilidad del agua vuelvan a la normalidad, así como que se apliquen los preceptos incluidos en el Real Decreto 140/2003, que establece los criterios sanitarios de la calidad de agua de consumo humano. 

Junto a esto, la Administración autonómica indicó que se ha instado también a los gestores del suministro a que faciliten el abastecimiento de agua mediante dispositivos alternativos con vistas a que la población tenga satisfechas sus necesidades.

La declaración como agua "no apta" para el consumo humano significa que no puede ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí para la higiene personal y la limpieza doméstica.

Esta actuación de la Delegación de Salud se enmarca en el programa de vigilancia de las aguas de consumo humano que desarrolla la Administración autonómica, que entre otras medidas incluye el control de la presencia de plaguicidas y herbicidas mediante la toma de muestras y el análisis de las mismas en toda la provincia onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios