Arenas perfila un congreso regional que atraiga a los andaluces de centro

  • El PP-A espera el evento más "abierto y dinámico" de la historia política andaluza

Comentarios 4

El engranaje para celebrar el próximo congreso regional del PP andaluz está prácticamente a punto. El principal reto para los populares andaluces es conformar un cónclave en el que la sociedad se pueda ver reflejada. Javier Arenas, presidente del PP-A, afirmó ayer que el XII Congreso del PP-A a celebrar en Córdoba los días 19, 20 y 21 será "especial, el del "centro en Andalucía, porque queremos estar cerca de todos aquellos andaluces que no están ni en la izquierda ni en la derecha, sino en el centro político".

El mensaje de Arenas, según expresó ayer en una reunión con alcaldes y cargos del patido en el núcleo de Torre del Mar, en Vélez Málaga, quiere poner el acento en "en las preocupaciones reales de las familias andaluzas, en las inquietudes de los jóvenes, en los problemas de los desempleados, los trabajadores, los autónomos y el mundo rural".

El PP-A asegura que su congreso será "el más abierto, participativo, accesible y dinámico de toda la historia política de Andalucía" Para ello, los populares han diseñado un sistema por el que "cualquier andaluz puede presentar sus enmiendas y propuestas".

Como objetivos prioritarios del congreso, el PP-A se centrará en "las principales preocupaciones de los andaluces, la economía y el paro", para mostrar a los andaluces "al próximo Gobierno de la comunidad".

Arenas abogó por que los ciudadanos vean "la diferencia con el letargo del Gobierno socialista andaluz, que durante este verano ha demostrado su incapacidad para reaccionar ante la crisis económica y los problemas andaluces".

El presidente del PP-A avanzó que se ha marcado como objetivos para el nuevo curso político trabajar contra la crisis económica, defender los derechos de los andaluces y las políticas sociales, el control exhaustivo de la inmigración, el combate contra la violencia de género, la exigencia de austeridad a la Junta y el desarrollo de planes extraordinarios de apoyo a los ayuntamientos, ya que "el Gobierno autonómico o está dormido o está de vacaciones o está en las nubes", según dijo Javier Arenas.

Sobre este punto, el presidente del PP-A abogó por "la subida cero" de los sueldos de los altos cargos y personal de confianza, por la presentación de un plan de austeridad y por la disminución del número de consejerías.

Ante la situación financiera "terrible" de los ayuntamientos, "dedicando parte de su presupuesto a competencias que son de la Administración autonómica", Arenas apoyó la financiación local y el reparto de competencias. "Mientras que la Junta navega en la opulencia y el despilfarro, los consistorios lo hacen en la miseria y en una profunda austeridad", manifestó.

Contra la crisis, defendió medidas para los jóvenes, las familias, los colectivos desfavorecidos y las pymes, como "la creación de un fondo compensatorio de hipotecas para atender los desequilibrios provocados por la situación económica y paliar el riesgo patrimonial de muchas familias". "Los socialistas son especialistas en convivir con la crisis y el PP en salir de la crisis", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios