Precampaña

Arenas se compromete a ahorrar 4.000 millones en los gastos de la Junta

  • El plan de austeridad de la administración pública propuesto por el PP prevé la reducción del número de consejerías de las catorce actuales a once, mientras que las delegaciones provinciales "ya no serán trece sino siete"

Comentarios 1

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, se ha comprometido a ahorrar cuatro mil millones de euros en los próximos cuatro años dentro del plan de austeridad de la Administración pública que ha presentado en Córdoba.

Arenas ha indicado en una conferencia que este plan se enmarca en la reforma de la Junta de Andalucía que pretende llevar a cabo, si gana las elecciones, para conseguir una administración "eficaz, ágil, transparente y que mire por el dinero de los administrados".

En su opinión, "la primera que tiene que apretarse el cinturón es la Administración", por lo que ha apostado por imponer "una cuestión básica, que es que no se trata de gastar menos sino mejor".

El plan de austeridad de la administración pública propuesto por el PP prevé la reducción del número de consejerías de las catorce actuales a once, mientras que las delegaciones provinciales "ya no serán trece sino siete".

El también presidente del PP-A considera necesario reducir en un 50 por ciento los altos cargos de la Junta de Andalucía y que descienda "notablemente" el personal de apoyo y asesores que existen en la Administración autonómica.

Arenas también ha apostado por reducir a la mitad los gastos de publicidad y comunicación con el objetivo de que el Presupuesto de la Junta de Andalucía que se aprueba "tenga que ver con el que se ejecuta a lo largo del año".

Según los datos ofrecidos por Javier Arenas, el gasto en altos cargos asciende a 12,5 millones de euros anuales, mientras que en prensa y revistas es de ocho millones de euros y 24 millones en publicidad.

Asimismo para lograr el uso eficiente de los recursos propone medidas como racionalizar las asignaciones por razón del servicio como viajes y representación institucional o reducir el uso de los coches oficiales, ya que la Junta de Andalucía tiene "el récord mundial" con cuatrocientos.

Javier Arenas también pretende limitar los gastos por trabajos externos de consultoría, aplicar medidas de ahorro y eficiencia energética y reducir el gasto en las comunicaciones como teléfonos, móviles, mensajería, reprografía y servicios postales.

El plan de austeridad se basa en dos aspectos que son la optimización de la gestión y la contención y racionalización en el gasto público.

En el primer aspecto se incluye la optimización de los ingresos, a través de una reforma en la gestión de la recaudación; de los procesos administrativos con la utilización de las nuevas tecnologías en la relación con los administrados y de la capacidad de compra aprovechando la capacidad de compra en la negociación con los proveedores de la Junta.

El segundo apartado del plan propuesto por Javier Arenas tiene como objetivo aportar un nuevo enfoque al presupuesto de la comunidad autónoma, un control adecuado de las modificaciones presupuestarias así como contener y reducir el gasto corriente y de personal y planificar y ejecutar las inversiones con rigor.

Para Arenas, la pretensión de esta iniciativa es que "ni un solo euro que los andaluces pongan en mano de mi administración se gastará de forma superflua".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios