Aparece un feto de unos diez centímetros en un campo de patatas

  • En la zona fueron hallados restos de compresas y guantes de plásticos

Comentarios 2

Un feto de escasas semanas de gestación fue hallado ayer por la tarde en un campo de patatas ubicado en el término municipal de Aznalcázar, en un paraje del cortijo La Cigüeña, junto a la carretera. El macabro hallazgo se produjo poco después de las cuatro y media de la tarde, cuando una persona que transitaba por el lugar descubrió lo que parecía un bebé ensangrentado, por lo que avisó al 112.

Un médico se desplazó a la zona y verificó que se trataba de un feto de unos diez centímetros de longitud, con lo que se calcula que podría tener de seis a ocho semanas de gestación, según indicaron a este periódico fuentes del servicio de emergencias 112. El feto estaba rodeado de compresas ensangrentadas y guantes de plástico, e incluso se halló una especie de esterilla, que debió servir para colocar a la mujer durante el aborto.

Según el médico que participó en el levantamiento del cadáver, el feto debía tener entre seis y ocho semanas de gestación. La Guardia Civil, sin embargo, cree que se trata de un cuerpo que no alcanzaba las cinco semanas. La alcaldesa de Aznalcázar, Dolores Escalona, confirmó el hallazgo del pequeño cuerpo y apuntó que el aborto pudo producirse la noche anterior, aunque todos estos extremos se encuentran ahora bajo la investigación abierta por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Sanlúcar la Mayor.

Un grupo de agentes se desplazó al lugar de los hechos y comenzó a realizar las primeras pesquisas, que incluyen la recogida de muestras. Tras la certificación de la defunción, el feto fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de la capital andaluza, donde en las próximas horas se le realizarán las pruebas pertinentes para intentar esclarecer las causas de este suceso y para tratar de identificar a la madre que abortó.

Un portavoz de la Guardia Civil explicó a este periódico que, una vez que se conozcan los resultados de las pruebas forenses, los agentes centrarán sus esfuerzos en localizar a las personas que participaron en este aborto ilegal. No es la primera vez que se tiene constancia de la existencia de casos como éste en zonas rurales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios