ramón garcía. Secretario general de COAg Sevilla

"El campo sevillano se puede mejorar mucho, lo sabemos"

  • El secretario provincial de COAG ha logrado el respaldo del Congreso a su gestión y vuelve a liderar la Ejecutiva de la asociación con renovado impulso

El secretario provincial de COAG en Sevilla ha logrado el apoyo de todos los comités locales. El secretario provincial de COAG en Sevilla ha logrado el apoyo de todos los comités locales.

El secretario provincial de COAG en Sevilla ha logrado el apoyo de todos los comités locales. / M. G.

Es contunden en sus aseveraciones. Tiene las ideas claras, sabe que su misión es luchar para que la agricultura y la ganadería de Sevilla avancen, en definitiva para impulsar al mundo rural, y para ello está dispuesto a dejarse la piel con los hombres y mujeres del campo. Aunque ya era secretario general, ahora ha recibido el apoyo explícito en el Congreso de su organización, eso le llena de satisfacción y de fuerza. Esta entrevista retrata al hombre que está al frente de COAG Sevilla: Ramón García.

-COAG Sevilla ha estrenado Ejecutiva provincial. ¿Qué le ha llevado a presentarse a la reelección como secretario general?

"En la nueva Ejecutiva contamos con incorporaciones de gente joven que se ha sumado a nuestro proyecto"

-Sí, ya lo era anteriormente. Fui elegido por un Consejo Provincial, por la marcha del anterior responsable provincial. Pero en esta ocasión, he sido elegido por un Congreso, con la presentación de un informe sindical, y de alguna manera significa un respaldo a lo que hemos hecho hasta ahora y un apoyo para seguir trabajando. Es mucho más gratificante trabajar sabiendo que todos los comités locales me han apoyado.

-¿Cuál es el talante y los objetivos de la nueva Ejecutiva?

-El talante es el que la organización tiene en su ADN. Gente reivindicativa, con inquietudes en los pueblos… Todos coincidimos en que el campo sevillano se puede mejorar mucho, tanto en las condiciones de trabajo como en la productividad y rentabilidad de las explotaciones familiares. El objetivo de la nueva Ejecutiva es seguir introduciendo mejoras, llevando la información a los pueblos, contando con la experiencia que tenemos y también con nuevas incorporaciones de gente joven que se ha sumado al proyecto.

-¿Además de la sequía, qué es lo que más preocupa en este momento a los agricultores de la provincia?

-Además de la sequía, lo que más nos preocupa es cómo se va a tratar políticamente esta sequía, es decir, qué medidas se van a poner en marcha. Para ello desde COAG estamos haciendo propuestas a la Administración. Otros problemas son la necesidad de avanzar en la modernización de explotaciones y en la incorporación de jóvenes; el exceso de burocracia y los retrasos en la tramitación de los expedientes, los precios y el desequilibrio en la cadena de valor, que convierte a productores y consumidores en los grandes perjudicados, mientras los intermediarios hacen negocio… También nos preocupa el estado de los embalses y de las redes de abastecimiento. Recordamos que es necesario invertir para mejorar la situación de las redes y también en nuevas infraestructuras, para que no se pierda ni una gota de agua. No podemos olvidar que en esta tierra los periodos de sequía son cíclicos, así que tenemos que estar preparados.

-¿Y qué nivel de daños está ocasionando la falta de agua en los cultivos y ganadería de la provincia?

-De cara a la próxima campaña, todavía es pronto para hablar de daños porque hay que ver si el invierno y la primavera, como esperamos, traen la ansiada lluvia. En la pasada campaña, sectores muy importantes para nuestra provincia sufrieron graves pérdidas. Por ejemplo, en cereal se perdió en torno a un 40% de la cosecha, mientras en aceituna de mesa la mitad de la producción se quedó en el árbol. También se está viendo afectada la producción de aceite. Y la ganadería, que sufre especialmente la ausencia de pastos, con el consiguiente sobrecoste en alimentación por la compra de pienso e incluso en agua para poder abrevar al ganado.

-¿Qué alternativa queda a los productores de secano, como es su caso, en un año como éste?

-Alternativas hay pocas. Lo que podemos hacer es tirar de las herramientas que existen. Así, desde COAG recomendamos a los agricultores que hagan el seguro de sequía y que sean muy consecuentes con la planificación de las siembras.

-¿Cómo va la ganadería?

-Le afecta especialmente la ausencia de lluvias. Pero además hay que tener en cuenta la incidencia de enfermedades y la situación de bajos precios, como ocurre por ejemplo con un sector como el de la leche de cabra. En este sentido, puedo destacar que desde COAG estamos asesorando a un grupo de productores de caprino de leche para que puedan crear una cooperativa que les permita tener mayor protagonismo en la comercialización y, por tanto, en el precio al que venden, consiguiendo así una remuneración más justa y acorde a su trabajo y a la calidad del producto.

-¿Cree que se están tomando las medidas adecuadas en el conflicto con Estados Unidos por la aceituna?

-Las administraciones deben defender al sector y no puede cuestionarse la legitimidad de las ayudas PAC. Por otra parte, para evitar este tipo de situaciones, no está de más recordar que desde COAG llevamos años defendiendo la necesidad de suscribir contratos tipo, donde se reflejen los precios para que nadie pueda cuestionarnos por falta de transparencia. Y no se puede olvidar que la aceituna de España debe verse fortalecida con figuras de calidad, como ocurre con las IGP de manzanilla y gordal sevillanas. De ese modo, también ganamos en transparencia, porque el consumidor puede elegir el producto que compra conociendo con certeza su origen y su calidad.

-¿Cómo está trabajando la Consejería? ¿Cree que hay sintonía con los problemas del sector?

-Tenemos buena relación de interlocución, por lo que hay facilidad para transmitir los problemas del sector. Hasta ahora, la Consejería ha demostrado sensibilidad y lo apreciamos, aunque somos conscientes de que no todo se soluciona con la rapidez o eficacia que necesitamos. La comunicación es constante y nuestra disposición a colaborar, también.

-Y la PAC ¿qué expectativas tienen respecto al nuevo marco?

-Luces y sombras. Ya lo hemos denunciado desde COAG. Nos preocupa que no se hable de mercado y no compartimos la renacionalización porque creemos que puede llegar a ser un problema entre los diferentes países. La PAC es la única política común europea y debe seguir siéndolo. Sí nos gustan otras cuestiones, como los topes y la redistribución de las ayudas, para defender las explotaciones familiares y profesionales, que son las que generan empleo y mantienen a la población en el medio rural. Habrá que ver si finalmente se avanza hacia un enfoque que prime al profesional agrario y no los intereses de unos cuantos.

"No se puede cuestionar la legitimidad de las ayudas PAC, como en la aceituna de mesa"

-¿Cómo está la Vega de Carmona, su casa?

-Deseando que caiga agua. Son unos suelos arcillosos, con mucha capacidad de almacenar humedad y el agua necesaria para afrontar con garantías los meses de verano. Aunque ya reverdecen los campos de cereales, ésta puede ser una imagen engañosa, pues el suelo acumula un gran déficit hídrico. También es necesario que bajen las temperaturas para que no tengamos luego que lamentar la incidencia de plagas como la del mosquito, que tanto daño hizo en campañas anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios