Ganadería, la hermana pequeña del campo andaluz

  • SIAG, un salón específico en una comunidad poco ganadera, se convierte en punto de encuentro del sector. Andalucía es líder nacional en ganado equino, caprino y en la producción de pavo.

Ante todo el potencial agrario de Andalucía, basado principalmente en la producción hortofrutícola y de aceite de oliva, la ganadería suele aparecer siempre en segundo plano, a pesar de contar con producciones de gran potencial económico y gastronómico, como el cerdo ibérico o con algunas razas autóctonas de otras especies que se identifican con el campo andaluz en los mercados.

La ganadería andaluza aporta un 10% de la producción ganadera nacional, lo que supone un total de más de 1.500 millones de euros al año. Los números mandan y por eso siempre se ha considero a la ganadería la hermana pequeña de la producción agraria andaluza.

Es por eso que tal vez sorprende que sea Sevilla la ciudad que acoja el Salón Internacional de la Avicultura y de la Ganadería (SIAG) en un encuentro bienal que este año ha celebrado su segunda edición.

Se trata de un encuentro que no tiene los focos informativos puestos en él, y que quizás por escasez de nombres conocidos de la política o de la gastronomía, además de una escasa promoción y difusión informativa, pasa inadvertido para la mayor parte de la ciudadanía.

A falta de llenar pabellones con grandes muestras de animales vistosos, el SIAG consigue llenar de actividad cuatro días y -como dijo el secretario general de Agricultura de la Junta, Jerónimo Pérez, en la inauguración del Salón- ofrece la oportunidad de "realizar unas jornadas como éstas en Andalucía, que responden a las demandas de los profesionales del sector".

A juicio de Pérez, existe un liderazgo por parte del sector ganadero andaluz, tanto por su alcance económico como por la gran diversidad de producciones, bien en sistemas extensivos fundamentalmente vinculados a la dehesa, como en intensivos.

Hay que tener en cuenta que Andalucía cuenta con la mayor cabaña de ganado caprino y equino, así como el mayor número de explotaciones avícolas de España. "Destaca especialmente el caso de los pavos, un sector en expansión en Andalucía, con más del 50% del censo español", recordaba el secretario general de Agricultura.

Asimismo, Jerónimo Pérez explicaba que "desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural continuaremos apostando por la diferenciación en la calidad, potenciando las figuras que la protegen, y fomentando la ganadería ecológica, de la que hoy en día somos líderes en el ámbito nacional". Igualmente, Pérez se refirió a la importancia de las producciones extensivas ligadas a la dehesa, "un sistema de producción sostenible único y singular".

En cuanto a los retos de futuro, el viceconsejero resaltaba la necesidad de "mejorar la posición de los productores en el mercado como elemento crucial para la expansión y el desarrollo del sector ganadero andaluz".

Actualmente, existen dos Denominaciones de Origen Protegidas: Jamón de Huelva y Los Pedroches, y dos Indicaciones Geográficas Protegidas: Jamón de Trevélez y Cordero Segureño.

Cita en Sevilla

En esta segunda edición del SIAG, celebrada en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes), se fijaba el objetivo de impulsar la industria ganadera nacional en sus diversas modalidades, desde el caprino al ovino y desde la avicultura al porcino pasando por el equino y el toro de lidia y el vacuno.

Con cerca de 105 empresas asistentes, otros tantos conferenciantes y una listado cercano a las mil personas inscritas en el salón se intentaban repetir los datos del año  2012, cuando la asistencia rozó las 3.000 personas.

En todo caso, SIAG no es, como otros salones, un espacio expositivo de animales, sino que se orienta más al encuentro, debate y puesta en común por parte de muchos protagonistas del sector, desde la producción, la industria o el mundo científico.

El programa de este año estaba integrado por más de un centenar de conferencias, mesas redondas, talleres y asambleas sectoriales que trataron de ofrecer una puesta al día de los temas candentes del sector ganadero; primando además el enfoque práctico, con talleres y demostraciones en directo que podrán ser aplicadas en la gestión de la granja.

Las ponencias han corrido a cargo de expertos provenientes de la investigación científica, veterinaria, farmacéutica, especialistas en nutrición, humana y animal, catedráticos de universidad de Farmacia, de patología animal o de la investigación química, entre otros.

De hecho se pretende consolidar a medio plazo a Sevilla como un punto de referencia del sector ganadero. En este sentido, y en consonancia con una tendencia que se ha detectado en los últimos anos, la avicultura y la ganadería españolas se confirman como un valor refugio para el conjunto de la industria agroalimentaria, aunque siga siendo la hermana pequeña de la agricultura, sobre todo en Andalucía.

El fin de las cuotas lácteas

Bajo el título Persiguiendo la rentabilidad de las explotaciones ganaderas, la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) celebró en SIAG una jornada divulgativa en la que participaron cerca de un centenar de ganaderos.

Esta actividad formativa se enmarcaba dentro de las acciones que realiza la federación como Centro de Referencia de Vacuno de Leche, reconocido por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

El encuentro fue inaugurado por el subdirector de la Producción Agraria, Armando Martínez Vilela, quien estuvo acompañado por el responsable técnico de Ganadería de Faeca, Jorge Díaz Bellido.

Precisamente, el subdirector de la Consejería de Agricultura fue el protagonista de la primera de las ponencias, la cual versó  sobre la reforma de la PAC 2014-2020, el final de las cuotas lácteas y su impacto en el sector.

En este sentido, subrayó que, tras 30 años de existencia, se confirma el fin del régimen de cuotas lácteas con fecha 31 de marzo de 2015 y también resaltó que no hay vuelta atrás a los mecanismos de gestión de mercados y que, en su defecto, el nuevo marco legislativo refuerza el papel de las Organizaciones de Productores (OP) y de las Organizaciones Interprofesionales (OI), creando, además, una reserva de gestión ante crisis graves.

En otras ponencias dentro de la jornada de Faeca también se trataron las estrategias para la reducción de costes en las distintas actividades diarias de las explotaciones, lanzándose una serie de recomendaciones, a fin de rebajar el consumo eléctrico, siendo éste uno de los capítulos que más lastran la rentabilidad de los ganaderos.

Finalmente, tuvo lugar una mesa redonda sobre rentabilidad de las explotaciones lecheras, moderada por el presidente de la Asociación Frisona Andaluza, Antonio Casas García, en la que se expusieron sus experiencias personales en la materia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios